Edificio de Sindicatos

Autor: Julio González Martín

Colaboradores:

Tipología:

Fechas de comienzo/fin:1959

Localización: Plaza Madrid 4, Valladolid

Premios:

Publicaciones y enlaces:

Catalogado en DOCOMOMO Ibérico


Ha escrito este artículo: kikeconk

Búsqueda por Arquitecto

El Edificio de Sindicatos acoge hoy las sedes del sindicato Comisiones Obreras y de la Confederación Vallisoletana de Empresarios, siendo el Ministerio de Empleo (Trabajo) el propietario del inmueble.

Situado en la céntrica Plaza Madrid lo primero que destaca es cómo resuelve el ángulo agudo que forman las calles Dos de Mayo y Divina Pastora, una elipsis que nuestro cerebro trata de completar, “aire denso” dice Iván Rincón en la ficha de DOCOMOMO. Un gesto atrevido, de enorme modernidad, más en el Valladolid de los años 50, con el que indica el acceso principal al tiempo que se da licencia para dar mayor altura al edificio hacia Dos de Mayo y racionaliza la distribución interna.

El perímetro de la parcela está recorrido por un potente zócalo de piedra hasta la altura de la planta baja. Sobre la imposta el esquema de fachada es el mismo a ambas calles, una rigurosa retícula de piedra sobre un fondo de ladrillo en el que destaca, como es habitual en el arquitecto, el aparejo a soga y tizón en el que las piezas alternas sobresalen para generar un abstracto juego de sombras.

Al interior la distribución es  sencilla y funcional, un amplio distribuidor, conduce a sendos pasillos de oficinas, todos con abundante luz natural. Destacan en las paredes de planta baja los relieves de Antonio Vaquero, y destacan por dos motivos, por su calidad artística y por el vergonzoso trato que la propiedad del edificio ha dado a uno de ellos, partiéndolo sin respeto alguno al acometer una reforma.

En el debe de la propiedad también se debe mencionar el abandono del salón de actos, un espacio que fue magnífico y se ha convertido en un estercolero. Ojalá se encuentre la voluntad y el presupuesto para reacondicionar un espacio que sería de gran utilidad en el centro de la ciudad.

 

Fotos cortesía de Pedro Iván Ramos

Deja un comentario