Gimnasio UVa

Autor: Jose María Jové Sandoval y Félix Jové Sandoval

Colaboradores:

Tipología:

Fechas de comienzo/fin:2001-2005

Localización: Valladolid, Campus Miguel Delibes, Paseo de Belén Nº: 3

Premios:

-Primer Premio en el Concurso de Ideas convocado por la Universidad de Valladolid (Junio 2000)

Publicaciones y enlaces:

Gimansio Uva, (Paginas 172-173) en: GALLEGO FERNÁNDEZ, Pedro Luis (Coord.); “Locus Sapientiae: La Universidad de Valladolid en sus Edificios”. Ed: Consejo Social de la Universidad de Valladolid, Valladolid, 2010.

Gimnasio en el Campus Miguel Delibes, Valladolid (Paginas 18-19) en:  “Revista bauRG00 Arquitectura, urbanismo, Arte y Diseño”. Revista de los colegios de Arquitectos de Cantabria, Castilla y León Este y León, 2º Semestre del año 2000

Jose Jové Blog (Blog de José Jové con descripción del autor, fotografías y planos)

Flickr – Rbn_HC I (Reportaje Fotográfico I por Rubén Hernández Carretero)

Flickr – Rbn_HC II (Reportaje Fotográfico II por Rubén Hernández Carretero)


Ha escrito este artículo: Ruben_HC | ruheca

Búsqueda por Arquitecto

El edificio de Gimnasio para la Universidad de Valladolid se conforma mediante un volumen rectangular que da cobijo a los 3 espacios requeridos por el programa y sus usos asociados. Dos grandes salas para la danza y la enseñanza y un gran volumen para el gimnasio y las actividades deportivas de equipo.

Estos usos demandan espacios cuya relación con el exterior está muy controlada y de ahí surge uno de los principales criterios del proyecto. El volumen del edificio es prácticamente opaco al exterior, apenas un par de ventanas altas en los vestuarios y la pared de vidrio del hall permite un intercambio de luz y miradas. El resto de aberturas se hallan ocultas, indirectas, introduciendo luz cenital de forma dramática por medio de lucernarios puntuales y lineales en los espacios interiores que introducen luz natural del norte, garantizando un aprovechamiento suficiente de la luz natural a la vez que priva de distracciones externas a los espacios dedicados al deporte y la enseñanza.

No obstante, en palabras del propio José Jové “el edificio no debe de perder su particular capacidad expresiva”, y esa expresividad para con  su entorno, especialmente con la plaza del campus y el resto de edificios, viene marcada por su materialidad y su estrategia de planos en fachada.

La materialidad del edificio es sencilla, una fachada de paneles prefabricados de hormigón que visualmente se apoyan en un zócalo de ladrillo que reviste toda la planta baja en las zonas de tránsito del público, acogiéndolo; mientras que las cubiertas se resuelven con chapa ondulada de acero galvanizado, vidrio en su mayoría.

Dicha cubierta adquiere una forma dentada en su parte posterior revelando, en cierto modo, claves sobre su lógica y su iluminación. Ese ritmo de lucernarios se interrumpe en el principal elemento de interés de la cubierta, un gran paño que crece el volumen del edificio aumentando su escala y relacionándolo con los altos edificios construidos por aquel entonces en el campus. Ese gran paño adquiere la esencia estética de un gran retablo mediante una retícula materializada con vidrio, chapa galvanizada y paneles de madera, añadiendo así un material que dota de un mayor interés a este nuevo plano.

En la fachada materializada con paneles de hormigón, el edificio inflexiona hacia la facultad de educación (a la que sirve principalmente) por medio de un juego de profundidad de planos, cubiertas y aleros junto con  la colocación del hall de acceso en esa citada esquina.

A dicho hall se accede a través de un porche ritmado que continúa la composición “claustral” que se pretende dar a la plaza del campus. El vestíbulo/hall del edificio gana una doble altura tras pasar un pequeño umbral necesario para una transición adecuada exterior-interior. A dicho hall asoman la planta superior, relacionando con ello ambos niveles y espacios.

En la planta baja, a la derecha del hall y tras atravesar un pequeño control se encuentran los vestuarios, en cuyo vestíbulo interno un alto lucernario puntual introduce una sesgada iluminación por la esquina. Junto a estos se encuentran el resto de espacios de servicio así como las escaleras de bajada al sótano en el que se sitúa el garaje que comunica todo el campus.

El pasamanos de la escalera principal sale a recibirnos y nos conduce a la planta primera llegando a un vestíbulo que arroja miradas al hall principal y al espacio de gimnasio a través de un ventanal en su plano mas lejano. Esta planta alberga unas pequeñas estancias de despachos y dos de las salas principales, la de la danza y la de la mímica y enseñanza.

La sala de la danza se constituye de un gran espacio profundo al que se introduce luz por un lucernario lineal a través de la pared revestida con los espejos necesarios para la enseñanza de la danza, que contribuyen aún mas a aumentar el espacio. El resto del techo está salpicado por lucernarios puntuales dispuestos en varias posiciones dentro de una retícula remarcada por las guías del falso techo. Estos se disponen casi aleatoriamente, bailando entre sí, haciendo mas aleatorio y libre el espacio, en simbiosis con el uso del espacio.

Por su parte la sala de la mímica y enseñanza se conforma de un espacio mas coqueto, menos profundo y relacionado directamente mediante ventanales con el espacio del gimnasio. En esta los lucernarios puntuales se presentan de forma mas controlada y menos numerosa.

Al último espacio, y principal en tamaño, se accede de nuevo por el hall principal. Este espacio se dedica a gimnasio y actividades deportivas de gran envergadura, de equipo… Se conforma como un volumen de gran altura con iluminación cenital por medio de lucernarios lineales que introducen luz del noroeste. Se busca huír del carácter de polideportivo al uso mediante una fachada en la zona de aulas y hall mas doméstica, mas propia de un edificio de enseñanza; pues es un espacio para la enseñanza del deporte, no solo para el ocio.

 

Fotos cortesía de Ruben_HC | Planos cedidos por Jose María Jové Sandoval, no deben reproducirse sin su autorización.

2 comentarios en “Gimnasio UVa

  1. Está genial.
    He estado viendo el tema de los lucernarios y para la luz están genial.
    La calefacción es por aerotermos pero no he visto si lleva ventilación y me pregunto si los lucernarios se podrían abrir para esa función de ventilar naturalmente. Vosotros que tenéis los planos…¿se ve ese detalle?

  2. Hola Carlos, gracias por tus palabras. En le web de José Jové que esté en publicaciones se pueden ver los detalles a más resolución y si parece que la carpintería es practicable corredera. Lo que no sabemos es si efectivamente se utilizaría para ventilar bien ya que… ¿deberían estar motorizadas? Preguntaremos al autor por facebook y nos echamos una charleta.

Deja un comentario